La línea de mando en el crimen organizado y narcotráfico en Santa Catarina Ixtahuacán

Las bandas del narcotráfico contratados por el Señor Alcalde Pascual Tambriz Tzep y una mafia formada por jóvenes migrantes radicados en Estados Unidos ha creado una guerra sin precedentes entre dos municipios maya k’iche’s caracterizados por su situación de pobreza y analfabetismo. Algo que ha causado asombro a nivel mundial por las masacres más horrendas que se ha generado en los últimos meses.

Desde el inicio de esta guerra a inicios del 2019 hasta nuestros días ha causado asombro cómo los enfrentamientos, el tráfico de armas sofisticadas y de alto poder, las masacres en diferentes puntos del territorio y la manipulación psicológica a la población ha sido la dinámica con que se ha desarrolllado lo que constituye una guerra interna en plena era de paz en un estado de Guatemala que poco o nada ha hecho para contener uno de los conflictos históricos que amenaza con poner en riesgo la estabilidad democrática e institucional del mismo Estado y país en su conjunto.

Y es de recordar que este conflicto no inició en el 2019 sino que había iniciado desde que Nahualá le pertenecía a Santa Catarina Ixtahuacán como una aldea y hasta ahora sigue. Sin embargo hasta el 2019 no había llegado a un nivel armamentístico tan grotesco como ahora. Por lo que aquí esbozamos las tres vertientes en los que se conforma las entretelas de la actual guerra entre los dos municipios.

  1. La presencia del narcotráfico y el crimen organizado.

Desde el 2015 cuando el alcalde Pascual Tambriz Tzep fue electo alcalde por el Partido Patriota ya era un secreto a voces que en su administración se desataría una guerra sin precedentes entre los dos municipios por sus nexos con el narcotráfico mexicano. Un vecino de Santa Catarina Ixtahuacán comentaba la mañana del siguiente día cuando fue electo el alcalde: Dios guarde nuestro pueblo de la criminalidad que el alcalde electo traerá en su administración pues él en su campaña prometió conquistar todas las tierras ocupadas por Nahualá para Santa Catarina Ixtahuacán y eso sería lamentable. Esperemos en Dios que sus planes no se cumplan pues no queremos muertes y dolor en nuestra tierra. Ya conozco  a ese hombre. Ese hombre no tiene temor de Dios.

A partir de su administración se dieron una serie de sucesos que crearon mucha confusión entre la misma gente de su municipio. Entre ellas, los antejuicios que fueron promovidos por algunas comunidades en su contra por actitudes prepotentes y violentas contra líderes comunitarios que llegaban a hacer gestión en la municipalidad. Asimismo, desde los primeros años de su gestión se hizo acompañar de un discurso discriminante y beligerante en sus diferentes presentaciones públicas. Hacía mucho énfasis en la tenencia del territorio de su municipio, en su afán de convertir a su pueblo en el más grande y mejor desarrollado e incluso hizo pública su ideología atea al afirmar que “es más importante inaugurar un proyecto que creer en Dios”.

Y nadie se esperaba cuando a principios del 2019, los campesinos de Nahualá fueron correteados a balazos y machetazos en la cumbre de Alaska al momento de estar labrando sus tierras y sembrando su maíz. Muchas tierras de Nahualá que colindaban con la comunidad de Chosanjuan fueron invadidas por hombres fuertemente armados cuyas municiones parecían no terminar nunca al momento de un enfrentamiento. Todo eso fue motivo de sorpresa para muchos nahualenses que no se explicaban la razón y el origen de aquel armamento hasta que algunos informantes secretos fueron revelando ciertos movimientos ilegales en dicho municipio hasta que en abril de ese mismo año se presentó el primer informe preliminar de la firma CMK International Research que daba cuenta de la presencia de cárteles de la droga mexicanos en los conflictos.

Aquel mismo año, en agosto, se vio el aterrizaje de dos avionetas en la cumbre de Alaska y semanas después se supo que dichas aeronaves transportaban armas y municiones de alto poder adquiridos por el señor alcalde Pascual Tambriz con grupos del crimen organizado en Mexico. El armamento entregado en aquel momento sirvió el día 17 de septiembre cuando fueron masacrados 8 nahualenses que en aquel momento estaban visitando sus cultivos en la cumbre de Alaska a inmediaciones de la cabecera municipal de Santa Catarina Ixtahuacán. En aquel momento se vio cómo la página “Noticias Ixtahuacán” lo celebraba en Facebook y se regocijaban de la muerte de dichas personas declarando ganada esa guerra que meses antes habían iniciado. Producto de aquella masacre el Estado de Guatemala declaró estado de sitio sin embargo no fue ratificado por el congreso de la república por lo que dicha medida se volvió como un mecanismo de diálogo de conciliación entre los dos pueblos, algo que no dio ningún resultado pues luego del mismo se volvieron a los enfrentamientos que dejaron saldos lamentables. Y así se impuso dos estados de sitio en 2020 con resultados un poco convincentes y actualmente al no encontrarse una solución estamos bajo otra medida igual.

Y mientras tanto la guerra se ha ido extendiendo en puntos estratégicos del territorio concentrando el mando en tres puntos específicos a saber: Cabecera municipal, Aldea Chirijox y Aldea Chiquisis.

Luego que en el 2019 inició solo en cabecera municipal, pronto a finales de ese mismo año se extendió en aldea Chirijox bajo el mando del señor alcalde auxiliar y con el liderazgo de Edgar Manuel Coj Tambriz y otros jóvenes de esa comunidad. Desde entonces se han cometido crímenes de diferentes formas entre los que resalta la muerte de la niña Leslie Kimberly junto con su mamá en el interior de su viviendo calcinados por grupos armados.

En ese mismo año, se reiniciaron los conflictos en aldea Chiquisis contra aldea Pachutiquim Nahualá. Los enlaces fueron el Señor Diego Rajpop Rosario, Manuel Tzaput (alias aSeñor), Mariano Chicoj de Chuiracana, los dos hijos del señor Diego Ixtós quienes son Martín y Saqueo Ixtós y un grupo de jóvenes que se comprometieron a conquistar tierras aún a costa de su vida. Ya establecidos esos enlaces el Señor alcalde Pascual Tambriz Tzep inició una coordinación más fácil y bien estructurada para el trasiego de armas y municiones así como todo tipo de implementos de guerra para las comunidades que viven en dicha área. Poco a poco fueron construyendo toda una arquitectura bélica muy sofisticada y con una logística muy bien estructurada para poder salir avante en cualquier enfrentamiento y así ganar más terreno.

Se establecieron mecanismos de facilidad para la entrega y movilización inmediata de municiones al momento de cualquier enfrentamiento. Para ello se entrenaron a pilotos para que puedan transportar a la mayor rapidez posible las armas en la carretera interamericana para la aldea Chirijox y en la carretera de terracería que entra por el kilómetro 171 para aldea Chiquisis.

Poco a poco se fueron conociendo los nombres de algunos capos del narcotráfico que iniciaron la coordinación y estructuración de los equipos de guerra desde la cabecera municipal. Entre los nombres que resaltamos se encuentra el Señor Estanislao Esquipulas Chox Guarchaj del Barrio Chuajuyub, Diego Ajpacajá Sohom (originario de Nuevo Xetinamit, esposo de Seño Beatriz Con y Cuñado del Padre Mich Con) y sin faltar el Señor Miguel Andrés García Xocol (alias MUT) quien trabaja en una escuela primaria del área de Chiquisis. Entre los jóvenes que fueron asignados desde la cabecera municipal para coordinar y dirigir la logística de entrega de armas y municiones en los diferentes enfrentamientos resaltan a Marvin Tepaz, pariente del famoso Chico Tepaz, Kevin Xocholij (hijo del Licenciado Francisco Angel Xocholij y sin faltar el Emanuel Tepaz (hermano de Licenciado Justo Tepaz) quien falleció en el conflicto entre mayo y junio del año 2020.

Desde entonces se fueron conformando diferentes grupos en diferentes aldeas y cantones de Santa Catarina Ixtahuacan para poder fortalecer la arquitectura bélica formada por el Señor alcalde Pachita y así ganar terrenos mediante el uso de armas.

2. Las armas de la extinta guerrilla y la trampa hacia los soldados en los años 90.

Mucho se habla de que una buena cantidad de las armas que tienen los ixtahuaquenses actualmente son de la extinta guerrilla guatemalteca quien protagonizó los 36 años de guerra civil en nuestro país. Luego de investigar algunos datos al respecto, se han localizado suficientes testimonios e indicios muy convincentes al respecto.  Al analizar sus estrategias de ataque, emboscada y demás formas de agresión se ha determinado sin duda que fuertes reductos de la guerrilla guatemalteca están fuertemente inmiscuidas en esta guerra. De hecho, muchos habitantes de Santa Catarina participaron en la guerrilla guatemalteca entre los que se resalta el anciano Pio Rodriguez, abuelo de la famosa Toña Almamía Rodríguez del cual se sabe que no es originario de Santa Catarina sino que vive casado en la cabecera municipal con una mujer ixtahuaquense pero sus raíces incluso son fuera del departamento y que es quien asesoró a los jóvenes guerreros ixtahuaquenses para darles ideas sobre cómo atacar al pueblo de Nahualá quemando cultivos, casas, masacrando personas y torturando a niños y mujeres para poder generar miedo y zozobra.

Es más un joven ixtahuaquense de origen quichelense casado con una mujer de la nueva Ixtahuacán, le comentó hace algunos años a un vecino de la cabecera municipal de Nahualá que en la Antigua Santa Catarina había un lugar donde almacenaban una buena cantidad de armas pues estaban preparando una guerra. En aquel momento el joven de origen quichelense decía que según su familia le comentó que esas armas eran de la extinta guerrilla y otra buena cantidad se le había despojado al ejército en los años 90 cuando le tendieron una trampa a los soldados en la Antigua Ixtahuacán donde les robaron muchas armas y municiones.

3. La mafia del Norte y la cuota del coyotaje.

Una de las fortalezas para el tráfico de armas y municiones en Santa Catarina es la cuota de la denominada mafia del Norte. Se trata de un grupo formado por migrantes radicados en Estados Unidos cuyos aportes monetarios es transformado en armas y municiones de parte de ciertos recolectores de talacha en la Nueva Ixtahuacán y diferentes comunidades para fortalecer la organización criminal. Esto se determinó luego que un migrante nahualense perdiera su relación amorosa con una mujer ixtahuaquense allá en Estados Unidos luego de dos años de supuesto matrimonio y tras dicha relación le confesó a sus padres que mientras estuvo unido con la mujer de Ixtahuacán ella le obligó a aportar la cuota para la guerra mensualmente y que allá en la comunidad de donde era originaria ella construyeran su casa. El muchacho accedió a la petición pero al fracasar la relación, él tuvo que resignarse a regalarle su casa a la mujer pues actualmente se encuentra con otro hombre y “lo peor de todo es que durante esos dos años estuve aportando para la maldita guerra pues esa es la condición que me puso la chica para mantener nuestra relación” comentaba el muchacho decepcionado luego de esa ruptura amorosa. Con ese testimonio nos damos cuenta del aporte del sueño americano en esa triste guerra de nadie contra nadie.

Apéndice (El narco Rap y el conflicto).

En los últimos meses ha dado mucho de qué reir un rapero que se identifica bajo el Seudónimo de Spaiky el werito Ambrocio. Primero lo delata sus lemas al decir: “El rapero de la Nueva, el de la Cumbre Mafia” en clara alusión a la Nueva Ixtahuacán y la Cumbre de Alaska.

Al escuchar sus letras uno se da cuenta que le canta exclusivamente al conflicto entre la Ixtahuacán y Nahualá. En su canciones dice que es un malandro y anda con malandros. Dice que tiene troca y que fuma encima de su troca. Anda patrullando en la cumbre en flecha al estilo marina o como en la Sedena. Que a los de Nahualá los tumba en corto y que sus armas suenan bien mamalón. Dice que es un hombre invencible y que le han dedicado la muerte pero nadie lo alcanza. Quienes desean su muerte ya se los mandó pa’l pozo, etc.

En fin si uno revisa su perfil de Facebook uno se da cuenta que claramente ahí dice “Narcorap”. Es decir por más que los de Ixtahuacán se den baños de pureza ante los medios de comunicación y la sociedad guatemalteca y se hagan los y las victimas en cada enfrentamiento, está claro que en realidad está confirmada la presencia del narcotráfico en la suntuosa arquitectura bélica que tanto presumen. Eso empezando desde su alcalde municipal hasta los alcaldes auxiliares en las dos aldeas claves donde tienen presencia armada.

Con información de CMK International Research y diferentes fuentes secretas del Ministerio público y la Policía Nacional Civil.

El desalojo a comunidades de Nahualá, [Un crimen de lessa Humanidad en pleno siglo XXI]

Pobladores de Santa Catarina Ixtahuacán han ejecutado acciones violentas con el fin de borrar del mapa territorial a comunidades enteras del municipio de Nahualá durante el conflicto territorial en los últimos meses.

Día en que familias de Nahualá fueron reinstalados en sus viviendas por las autoridades del Estado de Guatemala. Foto: tn23.tv

Fue el día 25 de septiembre pasado cuando fue noticia en los medios de comunicación que 400 familias de la comunidad de Chiquix del municipio de Nahualá se vieron obligados a abandonar sus viviendas debido a las amenzas y el ataque que sufrieron de parte de autoridades comunitarias de 15 comunidades de Santa Catarina Ixtahuacán con orden directa del concejo municipal dirigida por el alcalde Pascual Tambriz Tzep. Ese día, según relatan los comunitarios fueron citados a una reunión por dichos líderes comunitarios que se hacen llamar autoridades indígenas ancestrales y custodios de títulos territoriales anticuados que ni ellos mismos saben leer. En dicha reunión, bajo amenazas y chantajes obligaron a los pobladores de la comunidad de Chiquix a «avecindarse» a Santa Catarina Ixtahuacán de lo contrario tendrán que abandonar sus viviendas pues según ellos, su pueblo es el único dueño del territorio y como municipio, ellos están investidos de autoridad y poderes plenipotenciarios para desalojarlos por las armas tal como lo han demostrado durante todo el conflicto territorial. En dicha reunión según versiones de fuentes confiables, los pobladores de la aldea Chiquisis de Santa Catarina Ixtahuacán hicieron gala de sus armas y técnicas criminales aprendidos durante entrenamientos militares recibidos de fuerzas del crimen organizado contratados por su alcalde. Los pobladores de Chiquix ya no nos revelaron dichos extremos debido a que estaban demasiado aterrados cuando durante tres semanas fueron albergados en el Salón municipal de Nahualá.

Ante tales amenazas y chantajes, los comunitarios se vieron obligados a abandonar inmediatamente sus viviendas pues al cumplirse el plazo fijado por los pobladores de Santa Catarina Ixtahuacán se vieron rodeados por hombres armados de la aldea Chiquisis bajo el mando de su alcalde auxiliar.

Tres semanas después, tras un proceso legal iniciado por el alcalde de Nahualá mediante un amparo ante la corte suprema de Justicia, dichas familias fueron reinstalados en su comunidad el día 18 de octubre mediante el acompañamiento de las autoridades del Ministerio de Gobernación y la policía nacional Civil.

Sin embargo, los usuarios anónimos de Santa Catarina Ixtahuacán siguieron amenazando a más comunidades del municipio de Nahualá mediante burlas y sarcasmos en la red social Facebook. El pasado 25 de noviembre, en horas de la noche al regresar de la feria patronal, luego de emborracharse y endrogarse en bailes y parrandas, desafiando las medidas de bioseguridad contra la pandemia, jóvenes delincuentes de la aldea Chiquisis de Santa Catarina Ixtahuacán, en horas de la noche, atacaron a balazos desde una camioneta a pobladores del caserío Tzamq’a’am del municipio de Nahualá. Los ataques se repitieron el día domingo 28 de noviembre en horas de la noche. En dicho ataque hubo heridos de parte de la comunidad de Nahualá atacada.

Durante estos días, continúan las amenazas y chantajes de parte de Santa Catarina Ixtahuacán y sus sicarios contratados desde la República de México. En la red social facebook se burlan, amenazan y prometen desalojar y acabar con las comunidades del Pueblo de Nahualá. Dicen que están facultados para desalojar en nombre de un título otorgado a su municipio por un rey de España cuando en aquel momento Nahualá era parte de Santa Catarina Ixtahuacán, por lo tanto, esos títulos también nos pertenecen, ellos no son dueños exclusivos de los mismos.

Desde mediados de septiembre, previo al desalojo de la comunidad de Chiquix, los pobladores de la aldea Chiquisis hicieron un zanjón en la carretera de terracería (ruta departamental en proceso de alsfaltado) que conduce del km. 171 a Suchitepequez con el fin de impedir el paso de los pobladores de las comunidades del area de Chirijcalbal perteneciente al municipio de Nahualá. Desde entonces hasta ahora, dichas comunidades permanecen incomunicadas debido a la amenaza de los jóvenes criminales organizados y entrenados por la municipalidad de Santa Catarina Ixahuacán. En varias ocasiones, al viajar en dicha ruta, los pobladores del área de Chirijcalbal han sufrido ataques armados de parte de jóvenes de la aldea Chiquisis de Santa Catarina Ixtahuacán aprovechando la facilidad que ofrece lo montañoso del lugar. Desde entonces dichas comunidades de Nahualá han solicitado apoyo y la intervención del Estado sin que hasta el momento haya sido atendida dicha petición. Eso ha traído como consecuencia graves pérdidas en el aspecto económico para dichas comunidades pues ya no pueden movilizarse desde sus comunidades a la cabecera municipal de Nahualá para desarrollar sus actividades comerciales.

En horas de la noche, constantemente se escuchan detonaciones de armas de grueso calibre y bombas caseras en los barrancos de la Antigua Santa Catarina Ixtahuacán. Y no se trata de que en dicho lugar estén de fiesta todos los días. Es que ahí se encuentran sus sitios de entrenamiento y práctica de tiro para adiestrar a los jóvenes de diferentes comunidades para atacar a los pobladores de Nahualá. Es un hecho comprobado de que todas las comunidades de Santa Catarina Ixtahuacán están involucrados en los ataques a pobladores de Nahualá.

Urge que las autoridades del Estado de Guatemala intervengan de manera frontal para acabar con ese conflicto territorial mediante la aplicación de la justicia y las leyes. Nadie es superior a la ley. El crimen organizado que acompaña el conflicto territorial como un proyecto de gobierno municipal emprendido por el alcalde Pascual Tambriz Tzep debe ser desterrado de nuestros territorios mayas. Por la defensa de nuestro territorio y nuestras vidas, exigimos cárcel y persecución penal en contra de los criminales y usurpadores de tierras organizados por la municipalidad de Santa Catarina Ixtahuacán y su comité de título dirigido por el ex alcalde Diego Bonifacio Suy Tum.

Bajo ataques, por decir la verdad

Desde hace dos semanas, nuestra pagina se encuentra bajo fuertes ataques con comentarios y amenazas de ser denunciados por usuarios anónimos y criminales de Santa Catarina Ixtahuacán. Ante tales amenazas damos una respuesta clara y sin ambigüedades.

¿Se imaginan ustedes las razones de dichos ataques?. Todos se resumen en la misma cantaleta de siempre: que solo incitamos a la violencia, que solo publicamos mentiras, que andamos mal de la cabeza, que los de Ixtahuacán son victimas de nuestros supuestos ataques… y pare usted de contar.

Pues bien, si se dan cuenta las acusaciones son las mismas de siempre. En el mismo tono y con los argumentos tan pobres que no son capaces de innovar pues es lo único que les permite su mente enceguecida por las drogas que les vende o regala su propio alcalde narcopachita.

Cuando nosotros decimos, por ejemplo, que su Alcalde Pascual Tambriz Tzep es narcotraficante lo decimos con pruebas en la mano, nosotros no andamos por las ramas mi gente. Hasta lo podemos probar ante un juez, y tanto es así que para las próximas elecciones se preveé que sigan reeligiendo a su alcalde pues de lo contrario el teatrito del conflicto se les va caer cuando su alcalde se vaya a la cárcel por criminal y narco. Así de cobardes son manteniéndole la inmunidad a una persona que solo eso le queda luego de que sus propios criminales lo andan delatando en sus redes sociales.

Entonces, ¿Cuál es nuestra respuesta ante los ataques ridículos que recibimos en nuestra página?.

Para nosotros es simple. Ellos mismos se andan delatando en redes sociales al publicar sus canciones de rap pues en ellas andan presumiendo sus crímenes contra Nahualá. Que inteligentes y brutos son al mismo tiempo. Andan presumiendo sus canciones y en ellas andan diciendo que tienen armas «largas y cortas», que hasta han batido a kaibiles que supuestamente apoyan a Nahualá, que andan matando a gente nahualense con sus armas y que poseen mano criminal de alto quilate y hasta mencionan la frase curiosa: «en el crimen sobra experiencia». ¡Que tal!

¿Con todo y eso van a decir que Nahualá los ataca? De verdad señores, nosotros solo les decimos sus verdades, es nuestro único trabajo, estamos documentando toda la barbarie que vive nuestro pueblo en manos de esa gente para dejar constancia de ello y que jamás se olvide de parte de las futuras generaciones.

Nadie, nadie, jamás nos callará. No importa que nuestras publicaciones muchas veces solo genere indignación. Pues eso precisamente es lo que buscamos, ser esa conciencia que mantenga viva la dignidad de nuestro pueblo; tenemos derecho a no callarnos nunca. Desde el 2013 hasta donde Dios lo permita, seguiremos encarando a los criminales con sus propias verdades.

La Estrategia de la mentira de Ixtahuacán

Todos tenemos claro que el conflicto se inicia cuando el pueblo de Santa Catarina Ixtahuacán ataca a Nahualá y genera conflictos para ir a una mesa de diálogo y así obtener el deseado cincuenta por ciento de aquello que se desea obtener para poder seguir ganando espacios. Eso nadie lo niega porque esa ha sido la práctica habitual de ese pueblo malacostumbrado al robo y al mal.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pdh.jpg

Esa práctica por años a generado resultados, lo que ha motivado que dicho pueblo siga en esas prácticas y hasta aumente la crueldad en sus métodos y acciones para debilitar al pueblo de Nahualá. Todos nos acordamos que en años anteriores los enfrentamientos eran con armas artesanales sin embargo, ahora, se están haciendo uso de los armamentos de tipo militar para generar muerte, miedo, zozobra y dolor a tantas familias de Nahualá.

Luego de todos sus ataques y maldades cometidas contra nuestro pueblo, ahora se hacen las víctimas diciendo que Nahualá los ataca y que ellos sufren por ello por lo tanto exigen respeto a sus derechos y hasta mandan a sus mujeres a tapar la carretera para expresar su sentir cuando en otro tiempo nos llamaban tapacarreteras.

Así de hábiles son para hacer sus mentiras, así son de mentirosos. Pues ya todos sabemos de lo que estan tramando a nivel de municipio. Sus estrategias de robo y despojo de la tierra al pueblo de Nahualá están fallando de cierto modo por eso no les queda más recursos que la victimización propia. Cuando es de conocimiento general todo lo que publicaban en redes sociales el año 2019 y 2020 mientras no había estado de sitio. Incluso en pleno estado de sitio hasta se enfrentaron con los elementos de ejercito mientras nuestros paisanos iban a visitar sus tierras. Ese día nos acordamos que un síndico de la municipalidad de Santa Catarina Ixtahuacán fue capturado por incitar a la violencia en contra de Nahualá. ¿Qué mas pruebas quieren?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es sscicdo.jpg
Síndico de Santa Catarina Ixtahuacán capturado durante el Estado de Sitio en junio de 2020. Es acusado de incitar a la violencia contra Nahualá.

Es triste y lamentable pero hay que decirlo:

Los de Santa Catarina Ixtahuacán son Mentirosos, aprendices de su padre Satán.

Presencia de Sicarios mexicanos en los ataques a Nahualá

Un amigo decía hoy por la mañana que hasta hoy no creía en la presencia de Sicarios mexicanos en los enfrentamientos que se daban entre Ixtahuacan y Nahualá. Nosotros hemos insistido en ello y nos mandaba comentarios de rechazo y refutación.

Y no fue sino hasta hoy que se percató de ello cuando fue a visitar a unos amigos a la nueva Ixtahuacan. Eran las once de la mañana en punto, luego de bajarse del Mototaxi que lo transportó de la cabecera del pueblo a la entrada, se trasladó a la caseta que está junto a la pasarela para esperar bus y así trasladarse a su pueblo Santa Catarina Palopó. Mientras esperaba resulta que un hombre que venía bajando de una de las calles que van para el cementerio se le acercó para preguntarle qué si había un restaurante cerca de ahí. El conociendo bien el pueblo le dijo que no. Que para ello tendría que viajar a Nahualá o Totonicapán. Y mientras le preguntó de dónde era pues hablaba Español y fue así que ya dijo:_yo voy pa’ México_.

Entonces el replicó: _¿Pa’ México? Pues bien, tendría que trasladarse al otro lado de la carretera para abordar un bus que lo lleve a cuatro caminos y así dirigirse a Huehuetenango… Ahhh y por cierto ¿A qué vino? Si no es mucha molestia_.

A lo que el hombre replicó: _Oye, no necesito darte muchas explicaciones, yo trabajo para el pueblo de Santa Catarina Ixtahuacan. Nada más le pregunté ¿Dónde puedo encontrar un restaurante?…_ El hombre se le quedó viendo y él tuvo mucho miedo pues al fin entendió que posiblemente se trataba de un sicario de los que participan en los enfrentamientos.

En eso el hombre levantó un poco la chaqueta y pudo ver qué llevaba una pistola. Entonces él se disculpó repitiéndole que debería cruzar la carretera y esperar al otro lado para abordar bus que lo lleve a su destino.

En eso apareció un bus y el amigo inmediatamente abordó y el hombre aquel se quedó sentado en la caseta. Al momento de abordar la camioneta, él miró hacia la calle por dónde apareció el hombre aquel y fue así como vió que una gran multitud y una caravana de vehículos iban subiendo por el cementerio, dos pickups cargaban dos ataúdes.

_Me pareció curiosa, esa caravana de gente al cementerio como que me hizo pensar que en los enfrentamientos de anoche hubo fallecidos en la nueva Ixtahuacan_ Decía el amigo que hoy pasó visitando nuestro pueblo.

*Nota redactada el martes 13 de Julio por uno de nuestros editores.

Nahualá bajo ataques de Santa Catarina Ixtahuacan

Jóvenes de Santa Catarina Ixtahuacan contradicen a su comité de título reclamando la autoría de los ataques contra Nahualá

Desde ayer entrada la noche, varios hombres fuertemente armados procedentes de bandas del narcotráfico de México y otros países de Latinoamérica han lanzado un ataque incesante contra el municipio de Nahualá rodeando a sus comunidades tales como patzite, pasajquim, pachipac, palanquix, entre otros.

Dichos hombres armados están atacando a Nahualá con armas de grueso calibre y alto poder. Según información de fuentes confidenciales, fueron contratados por el Señor alcalde Pascual Tambriz Tzep (alias Pachita) un conocido miembro del crímen organizado incrustados en la política desde hace dos décadas.

Hoy por la mañana interceptaron a un comerciante procedente de Totonicapán. Lo maltrataron a tal punto de amenazarlo de muerte. Eran hombres armados que por sus fachas era notorio que no son de Santa Catarina Ixtahuacan. A ellos se han sumado varios jóvenes procedentes de las diferentes comunidades de los ocho sectores que compone el municipio.

Hasta el momento, los elementos del ejército y la policía nacional civil han perdido el control de la situación por lo que el municipio de Nahualá se encuentra en grave peligro.

Los diálogos son inútiles pues ningún acuerdo es respetado.

Ante los constantes enfrentamientos entre pobladores de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacan la respuesta del Estado de Guatemala ha sido siempre el camino del diálogo y la negociación. Tal actitud es una clara muestra de buena voluntad de parte de las diferentes instancias.

Sin embargo, lo que hace que a pesar de tantos intentos de diálogo y conciliación no se logre la paz en ambos municipios es algo que hasta el momento la sociedad no ha reconocido. Los líderes del pueblo de Santa Catarina Ixtahuacan son los principales incitadores de todos los enfrentamientos que se han dado entre los dos municipios y las diferentes comunidades. Cuando hablamos de líderes obviamente no estamos hablando solo de las autoridades electas políticamente. Estamos hablando en primera instancia de las mal llamadas autoridades ancestrales. Tan valoradas por organizaciones sociales izquierdistas del país, cuestionadas por sus nexos con grupos de dudosa reputación.

Específicamente estamos hablando del Famoso Comité pro mantenimiento de Bienes comunales y título territorial de Santa Catarina Ixtahuacan.

El nombre suena demasiado inocente y hasta prestigioso pero a decir verdad, ellos son los principales causantes de todo el mal, la tragedia, el luto y la vergüenza que estamos viviendo.

Obviamente nadie debería de sentirse orgulloso de toda esta barbarie que estamos sufriendo, mientras que ellos en sus redes sociales andan presumiendo sus armas, crímenes y todo aquello que le han causado a Nahualá y luego se hacen los inocentes y andan chillando en redes sociales y ante las autoridades como la reciente reunión que tuvieron con el Señor PDH cuando ellos son los causantes de todos estos males.

Cuando hablamos del comité de título deberíamos de reconocer entre ambos pueblos y autoridades nacionales que cada cierto tiempo, el comité de título reúne a los líderes de las diferentes comunidades de Ixtahuacan y dan sus grandes discursos cuyo mensaje principal dice así: Según nuestros títulos territoriales somos dueños únicos de todo el territorio, Nahualá no tiene territorio no título por lo tanto debemos luchar por desaparecer a ese pueblo sin tierras, sin historia y sin título. Como Ixtahuacan tenemos derecho de quedarnos con todo el territorio algún día, ese es nuestro sueño como pueblo. Obviamente ante ese mensaje terrorífico de maldad todo el pueblo de Santa Catarina Ixtahuacan dice AMÉN. Luego ese comité de título cuando se entera de que hay enfrentamiento entre comunidades de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacan inmediatamente delegan representantes y dan órdenes a la municipalidad y buscan por todos los medios llevar el caso a una mesa de diálogo para negociar un cincuenta por ciento de aquello que está en disputa y así ampliar su territorio. Es más todo lo que ocupan como pueblo de Santa Catarina Ixtahuacan en calidad de posesión le han prohibido a sus habilidades tajantemente venderlo a gente de Nahualá, así como otros municipios. Y así manejan los conflictos y las mesas de diálogo como mecanismo de «recuperación de tierras». Ellos cada vez con más espacio territorial, Nahualá cada vez con menos espacio territorial y recursos naturales. Hasta el momento esa ha sido la práctica habitual que les ha funcionado. Y como ya están demasiado acostumbrados a ello por eso esos principios malvados de despojo y odio hacia Nahualá es lo que están fomentando a los niños y jóvenes de su pueblo y por eso el conflicto casa vez se recrudece.

Sumado a eso. Cada vez que se firman acuerdos en las rimbombantes mesas de diálogo ellos siempre se quedan con una parte de lo disputado. Las autoridades y la comunidad nacional creen que con eso resuelven el conflicto de manera definitiva pero ya estamos viendo que no es así. El caso más claro fue lo que sucedió en los años 1998 y 1999 cuando inventaron una tragedia para toda la cabecera municipal a causa del huracán Mitch. Solicitaron trasladarse a la cumbre de Alaska para supuestamente ubicarse en un lugar seguro ante todos los destrozos causados por el fenómeno natural. Hubo disputa y conflicto con gente de Nahualá por el despojo de todos los terrenos que en ese momento estaba ocupando nuestra gente. Finalmente se llegó a un acuerdo y ellos, dirigidos por el entonces alcalde Diego Bonifacio Suy, firmaron ese acuerdo en el que se comprometieron a respetar todas las posesiones del pueblo de Nahualá de ahí en adelante. Veinte años después estamos viendo que ese mismo hombre que firmó dicho acuerdo se está retractando de ello. Y ahora¿qué?. Cómo ya no encuentran un desastre natural que inventar entonces descaradamente tiene que pedir que se anule ese acuerdo firmado y se haga otro tal como a ellos se les antoja. En otras palabras, los acuerdos, y por tanto las negociaciones y diálogos no sirven para nada. Pues sino se respetan ¿para qué se sigue dialogando y negociando?

Eso es lo que nuestras autoridades deberían de entender. No se trata de rechazar diálogos y consensos así por así, sin argumentos ni razonamiento simple. Es que los de Santa Catarina Ixtahuacan no tienen la buena intención de resolver el conflicto, es que ellos lo único que quieren es cumplir su sueño de desaparecer al municipio de Nahualá y quedarse ellos con todo el territorio. Así de simple. De ahí se explica su persistencia en los ataques y disparos hacia comunidades de Nahualá. De ahí se explica su estrategia de victimización luego de hacer sus ataques y balaceras. Para llamar a la compasión y a la lastima hacia sí mismo a la comunidad nacional e internacional, así no dar a la impresión que ellos son los verdaderos culpables de toda está desgracia que estamos viviendo.

Por tanto, hemos demostrado que el recurso al diálogo y la negociación ahora ya no tiene validez. Y no es por maldad ni por querer perpetuar el conflicto como lo hacen los de Santa Catarina Ixtahuacan, sino porque en realidad si ningún acuerdo se respeta, para qué seguir dialogando, es mejor acudir a otras formas, a otros mecanismos de solución mucho más contundentes para acabar de una vez por todas con ese conflicto.

De momento, nuestras autoridades de Nahualá siguen creyendo erróneamente en el diálogo; sin embargo, mucha de nuestra gente ya se está despertando, ya no creemos en el diálogo. Urge un cabildo abierto de todo el municipio para plantear soluciones mucho más inteligentes, soluciones mucho más profundas que las mesas de diálogo no propician. Pero deberíamos de preocuparnos a la mayor brevedad posible antes que sea demasiado tarde. Nahualá puede superar todo este mal, está en nuestras, este espacio pretende llenar este vacío. Incitar al diálogo verdadero a nivel de Nahualá, al análisis profundo pero propositivo. Hay que ir más allá de los simples acuerdos y consensos, hay que ir más allá del simple diálogo desde la cosmovisión maya pues esas cosas ya caducaron a la medida de los criminales de Ixtahuacan.

Es hora de emprender el camino, pero desde la participación de todos, es hora de cambiar de paradigma, solo así alcanzaremos la paz social y un futuro mejor para nuestros hijos.

Las tierras comunales

Una de las actuales estrategias del pueblo de Santa Catarina Ixtahuacán para despojar a Nahualá de sus tierras es argumentar que todas las tierras que ocupa Nahualá son tierras comunales. Por tanto su posesión es mutable, es decir, puede extinguirse con el solo hecho de ser tierras comunales.

Fuera de argumentos jurídicos que sí los hay ( como el código civil), nosotros les respondemos desde el sentido común que todo el territorio es tierra comunal. No se trata de decir que ellos tienen supuestos títulos de territoriales. Se trata de respetar los derechos posesorios de cada una de las personas. Quien dijere que los derechos posesorios se extinguen por ser transitorios entonces no solo se diga de la parte de Nahualá, se tiene que decirlo también de la parte de Santa Catarina Ixtahuacán. Pues ellos solo tienen título territorial supuestamente y también son solo poseedores de los terrenos que ocupan.

Esto quiere decir que si las tierras que ocupa Nahualá son comunales por tanto, son sujetas a negociación y despojo en cualquier momento, también lo son las tierras que ocupa Santa Catarina Ixtahuacán. También Nahualá tendría que levantarse en conflicto para decir que los de Ixtahuacán, aunque hayan comprado o solo ocupado sus tierras en algún momento se tienen que litigar con Nahualá y si a nuestro pueblo se le antoja, los puede expulsar de sus tierras para luego llevarlos a una mesa de diálogo y así quedarse con el cincuenta por ciento de ellas.

Así de simple, Nahualá en algún momento tiene que estrenar su cabecita para defenderse porque no es justo que todo el tiempo sea objeto de despojo y humillaciones de parte un pueblo al que ha hecho tantos favores. Todos se acuerdan cuando fue el momento del traslado hasta comida les fue a servir Nahualá y luego hoy en día se atreven a proferir imprecaciones y hasta disparar balas en contra de nuestro pueblo.

En relación a los supuestos títulos territoriales, son también títulos de Nahualá. Pues históricamente Nahualá le perteneció a Santa Catarina Ixtahuacán antes de la secesión. Hoy en día Nahualá no ha recibido su territorio como herencia. Creemos que el Estado de Guatemala cuando le toque hacer justicia tiene que reconocer los territorios conforme cantidad de habitantes porque aquí no hay propiedades particulares en ninguno de los dos municipios. Todas son tierras comunales y por tanto, las posesiones en cualquiera de los dos municipios está sujeta a litigación y despojo en cualquier momento.

Despierta Nahualá.

Los invencibles ixtacacas más cobardes que nunca.

Buenas noches.

Atacaron Pachipac, Patzite, pasajquin, Colcha y recientemente quisieron entrar en Chuicullil y no pudieron.

Hace falta que atacan otros cantones y seguramente lo harán.

Y seguramente no logran lo que quieren, cantaron que son invencibles, y planificaron ver solamente humo encima de nuestro pueblo.

Después de dos años en vez de cantar victoria solo se hacen las víctimas, cada quince días y veinte días……dicen.

Dios bendiga Nahuala.

Conflicto territorial actual

Nuestro municipio, actualmente de encuentra bajo un lamentable conflicto territorial con el pueblo vecino de Santa Catarina Ixtahuacan. Esto ha generado situaciones lamentables en la población que va desde graves violaciones en el derecho al acceso del territorio a auténticas masacres.

Nosotros tenemos muy claro que las causas son la ambición y la maldad de la gente del otro municipio que lo único que pretenden es desaparecer nuestro pueblo asfixiándonos mediante el despojo de nuestros espacios territoriales. Es urgente que el Estado de Guatemala se enfoque en resolver la situación de daño a los derechos humanos que sufrimos como pueblo.

Llevamos tres años sin cultivar y cosechar nuestras tierras. Creemos que las mesas de diálogo y negociación solo perpetúan y soliviantan los ánimos en esos momentos difíciles que vivimos. La única solución debe ser una intervención fuerte y contundente del Estado que va más allá de un estado de sitio. Se tiene que trastocar la estructura cultural, social y territorial de ambos pueblos para hallar una solución definitiva.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar